© 2017 IDYM. Convento S. Sabina - Piazza Pietro d'Illiria, 1 - 00153 Roma (Italia)

Proceso de Salamanca - definicion


Antonio de Montesinos

Durante la colonización de América en el siglo XVI, cuando los frailes predicadores de La Española (Antonio de Montesinos, Pedro de Córdoba, Bartolomé de las Casas y otros) se dieron cuenta de que la dignidad y los derechos de los pueblos indígenas estaban siendo irrespetados y violados, su predicación contra estas prácticas no fue fácilmente aceptada por aquellos en el poder, incluidos muchos líderes de la Iglesia. Para ayudar a su misión, los teólogos de Salamanca, liderados por Francisco de Vitoria, comenzaron a realizar investigaciones teológicas que condujeron a la formulación de principios y leyes que podrían proteger la vida y la cultura de los pueblos olvidados, explotados y desposeídos.


Así, de la misma manera, el Proceso de Salamanca se refiere a una forma de hacer investigación teológica que pone la teología al servicio de la ley y la promoción del respeto a la dignidad humana, tanto en sus dimensiones individuales como sociales. Por lo tanto, propone una conversación regular entre predicadores y teólogos, por un lado, y personas de otras disciplinas (especialmente derecho y ciencias sociales), junto con aquellos cuyos derechos y dignidad no se respetan, por otro lado, para identificar las palabras y acciones de Dios que son necesarios para responder efectivamente a tales situaciones de sufrimiento y marginación hoy en día. Esto debería permitir una conversación más profunda entre Dios y el mundo, que es una condición para estudios teológicos auténticos.


Bartolomé de las Casas

El Proceso de Salamanca también destaca la importancia de vincular nuestra vida intelectual y nuestra vida apostólica, nuestro estudio y nuestra misión como una dimensión integral de nuestra espiritualidad dominicana. En otras palabras, para una conversación efectiva entre Dios y el mundo, todo nuestro estudio debe orientarse a traer Buenas Nuevas respondiendo a las preguntas planteadas por personas en nuestros contextos locales y en el mundo en general.